Queltehue, Treile o Tero Tero, el amigo Chorlo Charadriidae más común en Chile

Esta ave también conocida en el sur como Treile o Tero Tero, cuyo nombre científico es Vanellus chilensis, resulta muy familiar para la gente de nuestro país, nos acompaña en gran parte del territorio de Chile en gran variedad de ambientes desde Atacama y al sur del Canal Beagle, desde el nivel del mar a las zonas altas de hasta 2.600 metros de altura, tanto en zonas agrícolas como también rurales, se le encuentra principalmente asociado a cuerpos de agua, en humedales, fangales, riveras de lagos y ríos, playas lodosas o rocosas y estuarios. Nunca se posa sobre árboles o arbustos, a veces se ha observado sobre techos amplios con poca pendiente. Sus rasgos son muy distintivos siendo en consecuencia inconfundible y muy fácil de identificar, posee cabeza, cuello y manto de color gris ceniciento,  en la nuca posee unas largas plumas a manera de mechón, su cuerpo es verde oliváceo, siendo sus hombros más iridiscentes y con brillos metálicos, presentando color negro en la frente, en la línea anterior y a lo largo del cuello y en el pecho. Además tiene color blanco en las partes ventrales y el iris de sus ojos es de color rojo. Sus patas son de un vivo color rosado rojizo y su pico es rosado con el extremo de la punta negro. Se le observa tanto en pareja como también en grupos, rara vez forma bandadas, sólo en la temporada previa a la migración al norte del país que efectúan aquellos que habitan la zona más austral, entre marzo y abril de cada año. Anida en una depresión de estructura muy simple en el suelo, una pequeñísima hondonada, casi imperceptible en el pasto de las vegas. Se alimenta de invertebrados, insectos, lombrices y caracoles que caza en las zonas pastosas en que habita, son muy apreciados por las comunidades campesinas y mapuches del sur de Chile, pues se dice que son minuciosos limpiadores del campo y contribuyen a la fertilidad del suelo con su incesante picoteo. Su grito es estridente e inconfundible. Es muy cuidadoso y prudente, en caso de alerta el adulto emite un llamado de alarma que sirve para alertar el peligro también a otros animales, es el conocido tregül, tregül, tregül, ...., canto que le asigna el nombre Mapudungun de Tregül, pueblo donde se dice que es el centinela. En casas de campo se le utiliza como guardián en la función del perro que ladra o del ganso que grazna  cuando se acerca un extraño, avisando así a sus habitantes sobre la novedad. Con su otro canto que es más dulce y menos desesperado y urgente, de triliu, triliu, triliu, triliu, triliu, ..., los Mapuches dicen que el macho corteja a la hembra danzando y cantado en torno a ella, este cortejo con una variación se presenta en el rito mapuche del ngillatun, donde con los brazos abiertos (como alas abiertas), se gira en sentido contrario a los punteros del reloj, vocalizando este canto, con lo que se invoca al espíritu de la Fecundación Universal. Sus huevos son de color verdoso con manchas café, los que pone en la cantidad de tres o cuatro, los que también con sus posteriores pollos son protegidos por la pareja tenazmente arremetiendo una y otra vez en picada contra quién los amenaza, situación en la que exhiben los espolones rosados que poseen en sus alas.También vuelan frecuentemente de noche emitiendo sus vocalizaciones. En Quillón, Ñuble, la gente dice que cuando ello ocurre es que están llamando a la lluvia, cosa que es bien vista porqué el agua es vida. Esta intimidad del diario vivir que el Queltehue comparte con el pueblo chileno se ve hermosamente descrita en los versos de nuestro gran poeta Pajarero, Pablo Neruda, el que con sus hermosas expresiones describe quizás alguna de nuestras mas profundas vivencias y emociones en torno a este pájaro y nos dice: "Voló el queltehue centelleando de nieve blanca y nieve negra y abrió su traje a plena luz, a plena plata matutina: era costoso el abanico de sus dos alas nupciales: era rico el cuerpo adornado por la mañana y el plumaje. Sobre las piedras de Isla Negra relucía el lujo silvestre del pájaro de terciopelo y yo pensaba: Dónde va? A que celeste recepción? A qué salón de púrpura, entre columnas de jacinto, donde con él puedan entrar sólo las nubes bien vestidas? En fin, dije, tal vez irá a coronar la cabellera de la náyade del Genil amiga de Pedro Espinosa. No hizo tal cosa el agorero: voló y planeó para bajar en un trigal desmoronado, entre terrones de rastrojo y desde allí lanzó su idioma, su tero tero lancinante, mientras picaba, picoteaba y devoraba sin pasión un simple gusano terrestre." 
1. Fauna de Chile, Vertebrados de la Zona Mediterránea; Juan C. Torres Mura, Gonzalo E. González C., Daniel E. Martínez P.
2. Aves de Chile; Álvaro Jaramillo.
3. Las Aves de Chile, Nueva Guía de Campo; Daniel Martínez Piña y Gonzalo González Cifuentes.
4. Birds of Patagonia, Tierra del Fuego; E. Couve & C.Vidal.
5. Arte de Pájaros, Pablo Neruda.
6. Aves de Chile; Alicia Hoffmann, Iván Lazo.
7. Guía Multiétnica de Aves; Ricardo Rozzi.