Flamenco Chileno - Chilean Flamingo - Phoenicopterus chilensis

Esta maravillosa ave pertenece a la familia denominada Phoenicopteridae la cual comprende dos géneros que se denominan respectivamente Phoenicopterus y Phoenicoparrus. Son aves acuáticas, grandes y gráciles, zancudas muy características, de patas y cuello largo y elegante con pico grueso y anguloso o quebrado o enroscado, dicen algunos entendidos, los que en su interior están cubiertos de lamelas o laminillas que usan para filtrar microorganismos en el agua con la cabeza baja vadeando en el agua con el pico sumergido y boca abajo, tienen membranas en sus patas pero pocas veces nadan, solo cuando el agua se hace más profunda. En ambos géneros podemos encontrar tan sólo cinco especies que se reparten por parte importante de nuestro planeta, principalmente América y África. Así el Phoenicopterus ruber, que es el más cosmopolita de todos, habita entre otros lugares en el borde norte de Sudamérica, en el sur de Norteamérica y en la península del Yucatán de Centroamérica, aunque ya hay estudiosos que lo distinguen de aquél que habita en el resto del mundo que sería el Phoenicopterus roseus y que se encuentra en el continente africano, en la ribera norte de Mar Mediterráneo y en diversos lugares del sur de Asia, aledaños a Arabia a la India y al Mar Caspio. En cambio el Phoeniconaias minor, sólo es una especie propia y más bien especifica de África, aunque se le puede encontrar en algunos reducidos puntos de Asia. Las otras tres especies de Flamenco comparten territorio en la parte sur del Conosur americano, son altamente gregarias y prefieren el agua salada o salobre, siendo la más abundante en cuanto a la extensión de territorio en la que se emplaza el Phonenicopteterus chilensis, especie que además de Chile, puede encontrársele en el sur este de Brasil, también en Argentina, Uruguay y Paraguay, como además en Bolivia, Perú e incluso en Ecuador donde no hay otros Flamencos y es más bien escaso. Sin duda alguna el lugar privilegiado para observar a estas aves es el Altiplano de los Andes que comparten Chile, Argentina, Bolivia y Perú, esto dado que es en esa zona de la tierra es donde se pueden encontrar tres de las cinco especies de Flamenco, esto es el Flamenco Chileno, la Parina Grande Phoenicoparrus andinus y la Parina Chica Phoenicoparrus jamesi, todos de plumaje rosado, el primero con las alas plegadas se ve solo rosado siendo mas intenso en la cola, en cambio a los dos últimos en tal situación se les ve una mancha negra en la cola, en vuelo es muy difícil diferenciarlos. El Flamenco Chileno, habita en marismas costeras, en estuarios y en lagunas y lagos especialmente de agua semisalobres desde el nivel del mar hasta alturas de alrededor de 4.800 metros. Se le pude encontrar en gran variedad de ambientes húmedos con escasa o nula vegetación como salares, lagunas altoandinas, lagunas litorales, marismas intermareales, albuferas, estuarios o bahías marinas resguardadas de baja profundidad. A veces en lagos de agua dulce con peces, solo temporariamente o durante migraciones y a diferencia de los otros Flamencos. A mediados del siglo pasado en Chile era habitual encontrarlos durante el invierno en las lagunas bajas y costeras del Chile Central para asilarse en las lagunas altas de Los Andes en las épocas estivales, especialmente en la Laguna del Maule que era un grán lugar nidificación. Hay numerosos registros de Flamencos Chilenos en los relatos del antiguo Chile Central de hasta el siglo XIX en lugares hoy impensados, tales como por ejemplo la cercana a Santiago Laguna de Aculeo, donde ya nadie recuerda de su existencia. Se piensa que ya no es así por la intervención del hombre. Normalmente hoy en día resulta abundante en lagos sin peces, la mayoría de los cuales suelen ser de alta salinidad y o también que se secan periódicamente, lugares que son más bien apartados de la vida humana en el Altiplano. En Chile si bien ocupa todo el territorio nacional hay una enorme diferencia en la concentración de su población. Es frecuente en el Altiplano, con colonias de nidificación en los salares de Surire, Huasco, Coposa y Atacama. En el extremo austral la población es numerosa, allí es conocido como visitante estival para nidificar en Magallanes y Tierra del Fuego, desde donde llega en pequeños grupos como visitante invernal a algunos puntos costeros de Chiloé, tales como el estuario del Lloncachaigua. En el mes de septiembre, las bandadas vuelan hacia el norte de Tierra del Fuego, donde no es raro verla también en invierno, es la única especie de Flamenco que llega a esas latitudes.Vuela en forma lenta batiendo con fuerza sus alas, como un "ángel rosado que traía un pausado vuelo", dice el grán Pablo Neruda, y siempre derecho con sus patas y su cuello extendidos formando escuadrones lineales o en forma de V, es gregaria, tímida y muy sensible que cuando un intruso se acerca se aleja caminando para mantener siempre la distancia, si el peligro persiste emprende el vuelo en bandada, para despegar debe efectuar una larga y esforzada carrera donde antes de elevarse pareciera correr y chapotear sobre la superficie líquida. Estas aves se reproducen en las partes alta de Los Andes y también a lo largo de la costa del Pacífico, anidan desde el mes de octubre al mes de marzo, en la última etapa en el Altiplano, nidificación que depende de la oferta del ambiente acuático, por lo que no la realizan necesariamente todos los años ni en el el mismo lugar. Las colonias de anidación son generalmente de hasta 6.000 parejas. En Los Andes, a menudo anida junto a la Parina Grande y a la Parina Chica. Normalmente se reproduce en islas e islotes de barro o grava que forman en las partes bajas de las agrupaciones de agua, además se le ha observado anidar en las islas rocosas y en los márgenes en el sedimento donde terminan los grandes hielos. Su nido es generalmente un cono truncado fabricado en playas barrosas y poco accesibles con barro que en su parte superior tiene un recipiente poco profundo; pero en las islas rocosas donde no hay barro, pone sus huevos en el suelo desnudo. Tras extrañas danzas rituales de conjunto, ponen 1 huevo ocasionalmente 2 de color blanco, que deben incubar ambos padres por un periodo de 27 a 31 días, durante este periodo son extremadamente sensibles, cualquier intrusión hace que abandonen su nido; los polluelos nacen con un color gris pálido, los adultos los alimentan regurgitándoles comida, contactando para ello apenas la punta de los picos. El periodo de cría se extiende de 70 a 80 días, resulta muy interesante que reunen a los pequeños en guarderías las que son vigiladas por algunos adultos. Esta especie de Flamenco tiene e iris amarillo y una envergadura de unos 106 centímetros, sus piernas son en los adultos grises más bien celestes con características rodillas y patas rojas, posee un dedo posterior a diferencias de sus primas, la Parina Grande de unos 100 centímetros de envergadura la que posee piernas amarillas y la Parina Chica, de tan sólo 90 centímetros que en cambio las tiene de color Naranja. El Flamenco Chileno tiene el pico blanco o gris con su extremo negro, en los otros dos esa parte blanca es amarillenta, siendo en la Parina Chica el más llamativo porqué en su base y hasta el ojo tiene un hermoso color rojo. Los juveniles son marrones. En cuanto a su alimentación, prefiere los invertebrados acuáticos, incluyendo crustáceos, por ejemplo, gambas de salmuera Artemia, copépodos Boeckella, cladóceros, ostrácodos y anfípodos; larvas y pupas de dípteros, incluyendo los quironómidos Paratrichocladius y salmuera moscas Ephydra , corixids, y caracoles. Casi siempre se alimenta en la interfaz del sedimento y el agua, a menudo con todo su cuello sumergido, avanzando de manera constante y casi siempre en línea recta. También en ocasiones gira en un solo punto pisando fuerte en el mismo lugar o moviendo sus piernas, buscando así remover el sedimento del fondo. Aparentemente más común en algunos lagos donde la planta acuática Ruppia forma alfombra escasa, que en la parte inferior se encuentra repleta de invertebrados. Los grupos de Flamencos de vez en cuando nadan a la derecha filtrando cladóceros planctónicos en la superficie del agua. Resulta extremadamente curioso verlos cuando reposan, tanto dentro como fuera del agua, ya que se apoyan en una sola pata y esconden la cabeza entre las plumas del dorso, a lo lejos parecen verdaderos paraguas de color rosado. Su conservación se estima como no amenazadas a nivel mundial, aunque actualmente está entrando en un status que pude considerarse como casi amenazada. Es la especie más numerosas y extendida de Flamencos en América del Sur, donde un censo coordinado en 2010 encontró 283.000 aves y se estima la población mundial de 200.000 a 300.000 individuos. La especie probablemente ha disminuido ya que en la década del 70 se estimaba que su población alcanzaba en 500.000 individuos. La aparente caída en número desde luego pueden ser engañosas y conteos recientes, utilizando una metodología mejorada, indican que las disminuciones pueden no haber sido tan grave, es probable que haya sido sometido a la recolección de huevos intensiva desde la llegada del hombre en América del Sur, incluso en los últimos años, los recolectores de huevos han sido responsables de la falta de reproducción parcial o total de colonias ubicadas en Bolivia. Estimaciones posteriores a 1980 sugirieron que había 100.000 individuos en Argentina; hasta 30.000 en Chile; y decenas de miles en Perú y Bolivia. Una marcada disminución se ha observado en Chile y en Argentina, debido a la alteración del hábitat por la intervención humana. Sus principales enemigos naturales en el Altiplano Andino son los Zorros Lycalopex culpaeus y los Gatos Monteses Leopardus jacobita, los que los cazan en la mañana, cuando no pueden escapar por que sus patas están atrapadas en las aguas que se han congelado durante la noche. Esta especie se reproduce bastante bien en cautividad y quizás ahí se encuentre un nuevo peligro para su estado natural. 
*Ver enlace: FLAMENCOS Y PARINAS
*Ver enlace: FLAMENCO CHILENO
Bibliografía: 
-Arte de Pájaros, Pablo Neruda. 
-Aves de Chile, Álvaro Jaramillo. 
-Aves de Chile, Alicia Hoffman e Iván Lazo. 
-Aves del Ecuador, Robert S. Ridgely y Paul J. Greenfield.
-Aves del Huinay, Marcos A. Cisternas Vega y Daniel E. Martínez Piña.
-Aves, Guía de Campo Collins, Jorge Rodríguez Mata, Francisco Erize y Maurice Rumboll. 
-Aves, Torres del Paine, Guía de Campo, Enrique Couve & Claudio F. Vidal. 
-Aves Argentina Uruguay, Guía de Identificación, Tito Narosky y Darío Yzurieta. 
-Aves Argentinas, Tito Narosky y Marcelo Ruda Vegas. 
-Aves de Perú, Thomas S. Schulenberg, Douglas F. Stotz, Daniel F. Lane, John P. O'Neill y Theodore A. Parker III. 
-Bird of Patagonia, Tierra del Fuego y Peninsula Antartica, Enrique Couve y Claudio Vidal. 
-Flora y fauna de Chile, Guía de Identificación, Sharon Chester. 
-Guía de Campo de Las Aves de Chile, Braulio Araya M. y Guillermo Millie H. 
-Hanbok of de Bird of de World, Josep del Hoyo. 
-Ilustrated Checklist of The Bird of The World, Non Passerines, Josep del Hoyo Nigel J. Collar. 
-Las Aves de Chile, Nueva Guía de Campo, Daniel Martínez Piña y Gonzalo González Cifuentes.
-Lista Comentada de las Aves de Chile, Manuel Marín.
-Mamíferos de Chile, Agustín Iriarte Walton.
-Nueva Guía de Las Aves Argentinas, Tomos I y II, Fuandación Acindar, Marcelo Canevari, Pablo Canevari, Gustavo Carrizo, Guillermo Harris, Jorge Rodriguez Mata y Roberto J.Straneck.