PELAGORNIS CHILENSIS, El ave voladora más grande del mundo

En el Museo Nacional de Historia Natural de Santiago de Chile están los restos fosiles de un espécimen que marca un hito en la historia de la paleontología, se trata del esqueleto del Pelagornis chilensis, una enorme ave prehistórica que hace 7 millones de años planeó sobre las aguas del Pacífico del norte de Chile, de la cual se ha recuperado un 70% de lo que fue su esqueleto en Bahía Inglesa, Copiapó, Región de Atacama.
La envergadura alar de estos animales podría haber llegado hasta los 6,5 metros, lo que lo transforma probablemente en el ave voladora más grande que haya surcado los cielos del planeta, título que hasta ahora lo ostentaba el Argentavis, una especie de buitre prehistórico, encontrado en Argentina cuyo hueso húmero, mide 57 centímetros frente a los 82 del Pelagornis.
Su pariente actual más cercano sería el pato, aunque al observar las réplicas construidas parece más un pelícano. Su largo pico dentado intriga a los expertos. "No se trata precisamente de dientes sino que de proyecciones de hueso, en cambio un diente está inserto en una cavidad". Futuros estudios de la mecánica mandibular ayudarán a saber si tenían alguna utilidad para desgarrar o morder.
Tampoco se sabe si es hembra o macho o cómo eran sus plumas, ya que no quedó ninguna impresión de ellas en la piedra. Al menos su configuración ósea permite determinar que planeaba.

Estos "pelagornítidos", como se conoce a las distintas especies del extinto animal, también vivieron en África, Nueva Zelandia, México, Japón, Estados Unidos y Perú, pero sólo se habían encontrado fragmentos menores.
Justo en el mes que Chile cumple 200 años, la revista Journal of Vertebrates Paleontology, la más prestigiosa del área, publica el estudio conjunto de David Rubilar, jefe de paleontología del Museo Nacional de Historia Natural y el Museo Senckenberg de Frankfurt, Alemania, que además consiguió la portada. (El Mercurio, cuerpo A, pagina 20; 16 de Septiembre de 2010)